TIPOS DE ICTUS

Hay dos grandes categorías de ictus: Los ictus isquémicos y los Ictus Hemorrágicos.

En cualquiera de los dos casos, el flujo cerebral de sangre a una área determinada del cerebro queda interrumpido y las células cerebrales, al no recibir el oxígeno necesario para vivir, empiezan a morir, hecho que da lugar al daño cerebral.