El sexo después de un ictus

Comparte
Publicat el Jueves, Julio 21, 2022 - 10:45

Després de patir un ictus, la sexualitat també es pot veure afectada. Hi ha canvis a nivell físic i cognitiu que poden modificar les relacions íntimes. La sexòloga Karolina Leal, voluntària de l'Associació Superar l´Ictus Barcelona, ens parla de com recuperar l'autoestima i les relacions sexoafectives després de patir aquesta emergència mèdica.

Una pareja acariciándose

¿Cuál es la principal barrera a la hora de tener sexo después de un ictus?

La principal la barrera la encontramos en nuestra cabeza y es lo que tenemos que trabajar. Muchos de los miedos suelen surgir por la disminución de las habilidades motrices y la modificación de la imagen propia. En algunas ocasiones, cambia lo que puedes hacer durante el sexo, pero es importante enfocarse en lo que sí se puede hacer y explorar esas áreas contigo mismo o con tu pareja. Recuerda que el ictus no cambia quién eres, tampoco lo que deseas.

¿Algún consejo para ganar confianza?

La autoestimulación o masturbación es una técnica que ayuda a conocerte y explorar tus zonas erógenas. Tras un ictus, tus zonas erógenas pueden cambiar y es un nuevo descubrimiento.

¿Las preocupaciones son diferentes según el género?

En las personas con pene, puede verse afectada la erección. Algunas veces, por un miedo infundado de volver a tener un episodio durante la actividad sexual. Aunque el miedo es natural e incontrolable, no existen evidencias científicas de que durante el sexo sea más probable tenerlo.

En las personas con vulva, existen problemas como la lubricación, la falta de deseo sexual y la incontinencia. Algunos de éstos pueden mejorar con ayuda de entrenamiento de suelo pélvico o fisioterapia de suelo pélvico.

¿Qué beneficios tiene el sexo?

El sexo nos mantiene con salud física y emocionalmente. Está comprobado que las relaciones sexuales sanas y frecuentes mejoran el sistema inmunológico, regulan la presión arterial y pueden reducir el riesgo de infarto de miocardio hasta en un 50%.

¿Qué hacer cuando no funciona?

El asesoramiento sexológico es muy importante, ya que existen infinitas formas de estar conectados con nosotros mismos y con la pareja además del sexo, y un acompañamiento adecuado ayuda a explorar esas otras áreas.

Yo siempre recomiendo ser consciente del momento y estar presente durante el sexo, no solo de forma física, también mentalmente. Esto nos hace participes de la conexión, el placer y las sensaciones que se experimentan. Puede parecer algo obvio, pero muchas veces los pensamientos que llegan al cerebro durante el sexo pueden afectar, por lo cual el sexo presente es una forma de disminuir los síntomas y las afecciones tras el ictus.

Trata de buscar tu momento para estar presente, despejar la mente y solo sentir. El sexo implica muchas partes del cuerpo, no solo los genitales. Las muestras de afecto y el contacto físico siguen ahí. Experimenta y descubre qué te excita ahora.

Infografía