Si tienes un ictus ve al hospital, a pesar de la pandemia

Comparte
Publicat el Sábado, Enero 30, 2021 - 11:07

Las unidades de ictus continúan funcionando a pleno rendimiento, a pesar del aumento de casos de la covid-19. Delante de una sospecha de ictus, Laura Llull, neuróloga de la unidad de ictus del Hospital Clínic, recuerda que es necesario llamar rápido al 112.

atención ictus

Un ictus es una emergencia médica, también en tiempos de pandemia. Si sospechas que alguien sufre un ictus, actúa rápido. El tiempo de respuesta es muy importante, sobre todo para que la persona pueda recibir el tratamiento más adecuado y evitar secuelas.

"Aunque estamos en pandemia, los equipos especializados de ictus estamos funcionando igual", asegura Laura Llull, neuróloga del unidad de ictus del Hospital Clínic, que pide que en caso de sospecha no se deje de llamar al 112 o ir al hospital por miedo a la covid-19.

La llamada de los profesionales proviene de la reducción del número de ictus que atendieron durante la primera ola de la pandemia, una realidad con la que también se encontraron los cardiólogos con los ataques de corazón. No es que hubiera menos, si no que la gente iba menos al hospital por miedo a infectarse.

Por ejemplo, en las semanas de confinamiento, las activaciones del Codi ictus se redujeron un 25%, en comparación con el mismo período del año anterior, según un estudio publicado en la revista Stroke, cuyo Llull es una de las autoras.

Actualmente, en plena tercera ola, parece que la gente que tiene un ictus sí que va al hospital, como lo hacía antes. Por ejemplo, la semana del 18 de enero de 2021 se hicieron diez tratamientos de reperfusión en el Hospital Clínic de Barcelona, ​​una cifra habitual en esta temporada, antes de la pandemia.

Aunque es cierto que buena parte de los hospitales está centrado en atender pacientes de covid-19, los centros sanitarios mantienen unidades limpias para atender a pacientes no covid, como las unidades de ictus.

En caso de que el paciente con ictus fuese positivo de coronavirus, se le atendería en otro espacio del hospital que no pusiera en riesgo el resto de pacientes y permitiera mantener los espacios limpios de virus.

Cuidado con los factores de riesgo

Una de las consecuencias de la pandemia es la dificultad en el control de los factores de riesgo, que hacen que una persona tenga más posibilidades de sufrir una enfermedad, como el ictus.

Algunos de los factores de riesgo que más preocupan son la hipertensión y la diabetes. Las personas con estos problemas de salud podrían controlar peor los factores de riesgo a causa de la pandemia. Por ello, es importante estar atento.

Además, el sedentarismo y la obesidad son dos factores que también preocupan. Las medidas restrictivas para la situación epidemiológica dificultan hacer ejercicio físico de forma regular, como antes. Pero, de todos modos, los profesionales recomiendan hacer algún tipo de actividad física, como caminar, y seguir una dieta equilibrada para evitar la obesidad.