Cómo reducir el riesgo de un ictus

Comparte
cat-htrr.pdf
Descargar PDF

Cualquiera puede sufrir un ictus y a cualquier edad, pero hay muchas cosas que uno puede hacer para prevenirlo. Esta guía recoge medidas para disminuir el riesgo de sufrir un ictus, que pueden ser útiles para todos, y cuestionarios para poner a prueba sus conocimientos sobre el ictus.

Cuando los médicos usan la palabra riesgo, se refieren a la probabilidad de tener una enfermedad. Todos tenemos un riesgo diferente de tener un ictus, que depende de factores únicos y particulares relacionados con el estilo de vida y otros,  como la edad y enfermedades previas.

Hay factores de riesgo que no son modificables, pero otros que tienen margen de mejora, como el consumo de tabaco y de alcohol, la alimentación y la actividad física, entre otros. En algunos casos, seguir un tratamiento puede ayudar a reducir el riesgo, como la hipertensión.

La Fundació Ictus no se responsabiliza de los errores que puedan aparecer en traducción, ni de los efectos que éstos puedan tener. La información original que contiene en esta publicación sólo debe considerarse exacta hasta la fecha de revisión publicada. Recuerde también que esta información no pretende sustituir el asesoramiento profesional especializado adaptado a su situación particular.