Ictus transitorio

Comparte
 cat-tia.pdf
Descargar PDF

Un ictus transitorio es lo mismo que un ictus, solo que los síntomas duran un período corto de tiempo. Se define clásicamente como un episodio brusco y repentino que dura menos de 24 horas. Durante el ictus transitorio, un vaso sanguíneo del cerebro se bloquea, pero el bloqueo desaparece por sí solo. Para algunas personas, a veces, los síntomas pueden parecer un mareo. No obstante, el ictus transitorio es la señal principal de advertencia de un ictus.

Tal y como pasa con el ictus, el ictus transitorio está causado por una obstrucción que interrumpe el flujo de sangre a una parte del cerebro. La única diferencia cuando se tiene un ictus transitorio es que el bloqueo es temporal, ya que el causante de la obstrucción se disuelve por sí solo, o se mueve. Así que el suministro de sangre vuelve a la normalidad y los síntomas desaparecen.

Alrededor de la mitad de todos los ictus que siguen un ictus transitorio se producirán en las primeras 24 horas, por lo que es imprescindible una evaluación urgente. Una de cada 12 personas que ha tenido un ictus transitorio podría sufrir un ictus en la primera semana.

Esta guía explica cuáles son los síntomas, qué hacer si se presentan, la evaluación del especialista y el diagnóstico de la enfermedad, y los principales tratamientos.

La Fundació Ictus no se responsabiliza de los errores que puedan aparecer en traducción, ni de los efectos que éstos puedan tener. La información original que contiene en esta publicación sólo debe considerarse exacta hasta la fecha de revisión publicada. Recuerde también que esta información no pretende sustituir el asesoramiento profesional especializado adaptado a su situación particular.