Los fármacos senolíticos podrían mejorar el ictus isquémico

Comparte
Publicat el Miércoles, Octubre 13, 2021 - 11:45

Una investigación de la Universidad de Lleida (UdL) y el de Investigación Biomédica de Lleida (IRBLleida) ha señalado que el uso de fármacos senolíticos emergentes, que atacan las células senescentes o envejecidas, podría mejorar las personas que han sufrido un ictus isquémico.

El grupo de Neurociencias Clínicas

El personal investigador ha descrito por primera vez el rol senescente de las células afectadas por la oclusión de un vaso arterial en un estudio realizado con ratones y muestras humanas. Esto, según los autores, abre la puerta a nuevas vías terapéuticas.

El ictus isquémico se produce por el taponamiento de una arteria cerebral. Las células de este área del cerebro tienen una falta de subministro de oxígeno, algunas mueren y otras adquieren un perfil senescente (envejecidas) que dificulta la recuperación de las células del entorno. Precisamente, los fármacos senolíticos se encargan de eliminar las células senescentes.

Hasta ahora, las células senescentes se habían descrito en diferentes enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o lo Parkinson. Esta reciente investigación, realizada en Lleida por el grupo de Neurociencias clínicas y miembros del grupo de Fisiopatología Metabólica de la UdL y el IRBLleida, ha descrito, por primera vez, la implicación de la respuesta de senescencia en modelos de ictus isquémico y por tanto, determina un nuevo enfoque terapéutico para los pacientes con un ictus isquémico.

"Hasta ahora, las estrategias terapéuticas que utilizan senolítics no tenían evidencia para pacientes que han sufrido un ictus isquémico, porque la investigación centrada en las células senescentes y los episodios isquémicos no había sido estudiada. Nuestro estudio pone de relieve por primera vez esta nueva vía terapéutica y marca el camino de nuevos estudios", ha explicado el neurólogo del Hospital Universitario Arnau de Vilanova (HUAV), profesor de la UdL y responsable del grupo Neurociencias clínicas, Francesc Purroy. "Sabíamos que la senescencia celular, que puede ser un mecanismo natural de protección antitumoral, puede contribuir a formas de neuroinflamación (inflamación dentro del sistema nervioso). El hecho que la isquemia cerebral pueda contribuir nos permitirá entender mejor el desarrollo otras enfermedades nerviosas asociadas a la edad, como las neurodegenerativas", ha explicado el profesor de la UdL e investigador del grupo de Fisiopatología Metabólica del IRBLleida, Manel Portero.

 

Artículo de investigación

Torres-Querol, C., Torres, P., Vidal, N. et al. Acute ischemic stroke triggers a cellular senescence-associated secretory phenotype. Sci Rep 1115752 (2021). https://doi.org/10.1038/s41598-021-95344-5

 

Información y fotografía aportada por IRBLleida.