Comparte
Printer Friendly, PDF & Email

Alta hospitalaria

El alta hospitalaria se establece en base a muchos factores, algunos de los cuales son las secuelas, la edad del paciente, su situación familiar y las necesidades de rehabilitación.

El próximo destino del paciente tras el alta hospitalaria varía según cada caso. Puede ser su domicilio, una unidad de paliativos, una residencia geriátrica, un centro sociosanitario o un centro de rehabilitación intensiva.

Antes de recibir el alta hospitalaria y dejar el centro, le recomendamos estas preguntas al personal sanitario que le atiende:

  • ¿Qué sé de mi ictus?
  • ¿Me han dado y explicado la medicación que he de tomarme? ¿Cuánta y cuándo?
  • ¿Me han dado un listado de las siguientes visitas?
  • ¿Necesito rehabilitación después de salir del hospital? En caso afirmativo, ¿qué tipo de rehabilitación debo hacer?
  • ¿Qué profesionales deberé visitar cuando salga del hospital?
  • ¿Puedo contactar con alguien si tengo alguna pregunta?
  • ¿El trabajador social me ha dado indicaciones sobre trámites y ayudas?
  • ¿Qué puedo necesitar una vez en casa? ¿Qué elementos de apoyo necesitaré?
  • ¿Mi familia o mi cuidador saben cómo cuidarme? En caso de duda, ¿con quién contactan?
  • ¿Sé que debo hacer para intentar prevenir otro ictus? ¿Sé que tengo que hacer en caso de tener otro ictus?